viernes, 4 de agosto de 2017

En resistencia gastronómica...

Buen día estimados lectores.

Luego de algún tiempo sin escribir por este medio debido a los acontecimientos y situación de nuestro país, hoy decido escribir algunas  líneas y mostrar del porqué el título de esta entrega.

Nuestros últimos 120 días en Venezuela se encuentran enmarcados en medio de un desastre social, esta jornada comenzó con un paro de transporte público, para luego incorporarse una lucha por simplemente pretender un mejor país.

Todo se fue complicando y luego de mucho muertos, trancazos, paros nacionales, tragedias y más, nuestro país continúa sumergido y cada día hundiéndose en la profundidad sin saber cual, donde y cuando estaremos tocando el famoso fondo.

Sin embargo en medio de tanta dificultad una de los motivos para seguir en pie y en  nuestra linda Venezuela luchando, es la familia, la amistad  y todo lo que ello representa.  Son pocas las oportunidades que nos hemos podido reunir, nuestros encuentros son matutinos, vespertinos, más casi nunca en horas de la noche, simplemente por el tema de seguridad o de traslado hacia nuestros hogares, pero el reunirnos nos oxigena, nos da fuerza para continuar la lucha y decir presentes en cada manifestación pacífica que se pueda llevar a cabo en la ciudad.

Con ustedes, algunas imágenes de nuestro acontecer, en medio de la simpleza, la sencillez y con lo que podemos encontrar,  pero el buen gusto que la situación amerita. 

Gracias a Dios tenemos la oportunidad de continuar juntos como hermanos, celebrando entre amigos la oportunidad de decir siempre, “Buenos Días”.

Para el cumpleaños de Jean Francois pudimos disfrutar de un fabuloso gazpacho, paella Valenciana y para cerrar,  deliciosos profiteroles.






















Posteriormente,  un día de merienda con una mesa super bien servida, bella por naturaleza, con colores y formas que solo provocaba verla, disfrutarla y no desarmarla. Sin embargo la tentación se hace presente rapidamente y esa es la intención, sentarnos a su alrededor, comentar cualquier tema en lo posible, excluyendo la política.


Para nosotros el disfrute de una buena mesa está basado principalmente en lo que podemos realizar y compartir.  No somos cocineros profesionales, solo incansables estudiantes y autodidactas, no empiricos. Esta deliciosa y enriquecedora merienda realizada por los amigos Violeta y Christian Paez quienes gentilmente nos invitaron a su hogar, contó con empanaditas de piña, panecillos, galletas, peperonata, burbujas, café, porto, sonrisas y más. Entre las galletas disfrutadas debo resaltar el renacer de las conocidas galletas Newton y un refresacante triffle con bizcocho de chocolate y naranja con cremas de vainilla y chocolate.  Cada bocado, una delicia, una experiencia, un deleite. Estos encuentros generan resistencia a decaer, resistencia a desanimarse, resistencia a no percibir bonitas sensaciones, resistencia a no disfrutar entre amigos, esto es, "resistencia gastronómica".
























Gracias,  hasta una bonita y próxima oportunidad, estimados amigos de la Sociedad Gastronómica de Mérida.

Vicente A. González H.
Sociedad Gastronómica de Mérida.



viernes, 21 de julio de 2017

Siempre vale la pena...

Una de la cosas que necesitamos siempre es recargarnos de buenas energias, y eso solo se logra si tu entorno y de quienes te rodeas así lo transmiten.

La esencia de la amistad es dar lo mejor de ti, para lograr que esa persona que tienes a tu lado logre sumar y recibir cargas positivas.  

Ese es el motivo de esta bella mesa, que parece de pelicula.  El espacio y la atención  ofrecida por nuestros amigos e integrantes de la Sociedad Gastronomómica de Mérida  Vivian y Miguel, valió la pena.

"Estar juntos, siempre vale la pena".








Salud amigos. 

Vicente A. González H.
Sociedad Gastronómica de Mérida.


domingo, 30 de abril de 2017

Café del fundo: sabor, ejemplo y pasión familiar...

  • Buen día estimados lectores.  Acá presento a ustedes previa autorización de nuestro amigo el Arquitecto Fernando Escorcia, su entrega titulada "Café del fundo: Sabor, ejemplo y pasión familar" publicada en su blog *El taller del gusto
     
    Les invito a leer y disfrutar de su experencia en nuestra ciudad de Mérida.  

     ------------------------------------
     
     
     
     
     
    Conocer los cafetales familiares y resguardados de la familia González en Mérida es reconciliarse con la vieja tradición de proteger los cultivos y productos bajo el manto de la sangre y la herencia. Y eso lo entendió Liliana González, administradora de profesión, pero quien legó de su padre, el gallego Don Ramón, el increíble gusto y fanatismo por el café. 
     


  • Desde esas noches en que le acompañaba a procesarlo para disfrutarlo en casa. De allí a buscar ayuda fue fácil. Ayuda y asesoría en gente conocedora y profesional como la especialista en café y barismo María esther López y así darle un vuelco a aquella siembra familiar a una empresa artesanal con cafetales renovados y con todo el cuidado de un café premium llamado Café del Fundo, que es no solo orgullo familiar y regional sino que ha impactado el gusto de paladares apasionados por nuestra bebida nacional. 

    Ese paseo inusitado y apasionado por los cafetales, en donde pudimos ver y apreciar estos viejos cafetales, de más de 25 y 30 años, que están siendo renovados por nuevas plantas con semillas nacionales y colombianas, enfrentándose además a la insuficiencia de fertilizantes e insecticidas, necesarios para sostener un cultivo como este, nos dejan con un placer en boca y en vida. Porque si algo nos demostró Liliana y su hermano Vicente es el valor que le dan a lo propio y a la maravilla de convertir este cultivo personal y familiar en una empresa de calado regional y nacional. Porque aquello que inculcó Don Ramón en ellos, fue más que una formación de trabajo sino también de valoración por lo nuestro. 
     
     

  • Basta pasearlo con ellos, y los nietos de Don Ramón para saber darle el justo valor a esta empresa familiar. Empresa que contó con unas máquinas domésticas de molienda y tostado, sino también una torrefactora hecha en casa, que permitió darle uso a un motor de una lavadora en desuso para permitir procesar el café en los terminos de molienda y temperatura cercanos a la excelencia. Y es la profesionalización de este emprendimiento que exige a la familia González acudir a mayores inversiones, adquisición de equipo de alto trafico, profesional y de producción media para conseguir las calidades exigidas en el proyecto. 
     
     
     
    Si olvidarse de los inicios y los equipos desarrollados, junto a un conocimiento propio, generado en la practica diaria y con los recursos e insumos inmediatos. A ellos agregaron desarrollo de productos terminados, marca, identidad visual y sobre todo calidad. Y cuando Liliana habla de esta cronología no puede ocultar su emoción y orgullo, cuando le toca recibir gente de cualquier parte del país, conocedores del café, gourmands, periodistas culinarios o investigadores que colocan en sus agendas esta visita al llegar a Mérida. 
Y fue hermoso aprender de esta experiencia, valorar su trabajo y su sembradío. Aprender incluso, como lo apunta la especialista Maria Esther que estos cafetales tienen la virtud de concentrar una no muy común cantidad de semillas o frutos "peaberries", diminutos y de alta concentración de cafeína, nutrientes y sabor por florecer precisamente la parte mas extrema de la rama donde escasean estas valiosos procesos bio-químicos. Y de eso también aprendimos la cuidadosa escogencia de sus frutos antes de la tostada y una doble selección, cuidadosa y manual, antes de llevar a molienda con las temperaturas, cualidades y grano específico de acuerdo al diseño de los empaques a ofrecer dentro y fuera del estado.













Para cerrar la amable taza de café recién escogido, molido y colado lo que le dio condiciones ideales de disfrute y apreciación. Intenso, aromático e inolvidable. 

  • Desde la isla de Margarita añorábamos conocerlos de cerca, más luego de hacernos fanáticos de su sabor y calidad. 
    Este café junto al de mi hermano master barista Pietro Carbone @carbonesspreso los considero lo mejor del mundo mundial del café. 
    Son parte de mis dias.
    El café ese que nos acerca la belleza del día y nos brinda respiro para enfrentar la realidad. 
    Gracias por darle mas luz a la ilusión cierta de construir día a día el país que nos merecemos.
     
     
    Agradecimientos especiales: a la naciente organización Mérida Gastronómica (@mrdgastronomica) por las atenciones y la coordinación de esta visita.

  • TEXTO E IMAGENES DE @Ferescorcia
     
     
     
     
     
     
     
     

sábado, 8 de abril de 2017

Mérida Gastronómica. Por un turismo gastronómico...



Mérida Gastronómica



Hace poco tiempo en una de mis entregas, escribía sobre lo fácil que era comentar sobre la gastronomía  merideña, de sus inicios y a quien o quienes, debemos tanto sobre el tema.  Incluso comenté los eventos realizados en el 2013, 2014 y 2015 haciendo relación a la Asociación civil Venezuela Gastronómica,  quienes han sido fuente de inspiración para lo narrado posteriormente.  

Les invito revisar en el siguiente link de la sociedad gastronómica de Mérida,  detalles y hoy consecuencias de esa entrega.

Luego de mucho tiempo y de conversar sobre este tema con algunos de los autores y emprendedores de nuestro estado, además de recibir la visita de alguien querido y respetado no solo por su cocina margariteña, sino como Venezolano y maestro de muchos como es el Sr. Ruben Santiago  se generó un segundo aire y un pequeño equipo de merideños deciden nuevamente con pie firme, comenzar de nuevo, y luchar para encontrar un fin común,  lograr que nuestra Mérida tengo a su servicio la Asociación civil “Mérida Gastronómica”.


Esta nueva iniciativa es presentada el día jueves, 30 de marzo y para tal fin invita a quienes hoy día pudieran ser considerados una escuela, por su capacidad de lograr en 6 años el trabajo de 12. En las instalaciones del Hotel Belensate de nuestra ciudad la Asociación “Margarita Gastronómica” liderada por el Arquitecto Fernando Escorcia presentó ante más de 170 personas, con un éxito total de convocatoria sus logros, experiencia y cómo hacerlo.  Una historia digna de escuchar, ver, analizar, observar y copiar. Una demostración que explica como un estado y su pueblo es capaz de tomar la gastronomía, su cultura, y más como una forma de salir adelante. 

Ahora bien, para este momento ya todo pasó de la ilusión a la realidad,  y sus inicios deben ser positivos porque cuando se quiere y se tiene el apoyo, las cosas deben salir bien. 

Mérida Gastronómica es una Asociación civil sin fines de lucro que solo intenta organizar de manera ordenada un calendario de eventos locales y nacionales que puedan cubrir, apoyar y promocionar todos los emprendimientos que se realizan en nuestro estado, pudiendo cumplir con una serie de premisas  importantes como son inicial y principalmente la planificación, la constancia y algo muy importante, la calidad de lo realizado,  logrando llevar a Mérida a un máximo nivel como destino gastronómico de altura.  

Con todo esta presentación uno se pregunta, 

¿Pero como se piensa que esto se logrará?

Inicialmente se realizarán, talleres, cursos, charlas, degustaciones, presentaciones, ferias  artesanales, festivales, catas, cenas  y cualquier otra actividad que de alguna manera pueda ser propuesta y válida en su ejecución. 

Adicionalmente en una fecha aún no confirmada que se estará fijando en los próximos días se debe estar haciendo un evento central y macro que pueda durante los días estipulados  llevar a nuestra Mérida al punto más alto de la gastronomía nacional.

Los autores, son todos quienes de alguna forma están en el entorno de la cocina o de una buena mesa, no hay excluidos  y  el  protagonista, nuestro producto local. 

Les invito seguir sus redes sociales. 

Mérida Gastronómica


Cuando escribí al respecto en aquella oportunidad cerré el escrito con esta frase y para hoy  la certifico.

“La fuerza está, la materia prima natural de por sí ya es nuestra, la historia fue escrita, los abuelos dejaron la semilla, los protagonistas se encuentran, ese grupo de nuevos cocineros, investigadores preocupados por poder realizar algo más, que simplemente satisfacer paladares desde los fogones, es poder crear y generar experiencias gastronómicas”.

Mérida Gastronómica


#PorUnTurismoGastronómico.



Vicente A. González H.
Instagram: @sociedadgastronomicademerida/@sumillervicente.
Twitter: @sociedadmerida/@sumillervicente